¿Por qué motivo se quedó Beethoven sordo? La realidad nos dice que, aunque los estudiosos nunca se han puesto de acuerdo sobre el origen del mal del músico, existe un motivo que por su habitualidad en la época, prevalece como la teoría o la causa más probable de su dolencia.

Beethoven se fue, muy probablemente, quedando sordo por culpa de una acumulación de plomo en su sistema auditivo. Esto fue causado por ingerir agua del grifo de su residencia, ya que las tuberías de estas eran de plomo, material que hoy en día ha sido evidentemente retirado. Misterio resuelto.

Para poder componer disponía de «artilugios» como una antena parecida a la que se utiliza para que los perros no se rasquen, una trompetilla para los oídos y una tabla de madera fina que mordía mientras tocaba para notar las vibraciones de la música.

¿Sabías que su Novena Sinfonía -sí, la de la famosa maldición- la compuso plenamente sordo? A continuación os dejamos una versión de esta «pequeña» maravilla, dirigida por el mismísimo Leonard Bernstein y que sirvió para celebrar la caída del muro de Berlín allá por el año 1989. ¡Qué la disfruten, y hasta la próxima!